PROYECTO

Projecte Camina

Projecte Camina es una asociación que nace en 2015 a raíz de la experiencia personal que vivió su fundador, Joan Molina, al perder el trabajo y encontrarse con otras situaciones personales delicadas.

Caminar cada día lo salvó de caer en el lado oscuro de la vida, aquel del que es tan difícil salir, y ahora comparte con las personas jóvenes y con las que se encuentran en diferentes situaciones de vulnerabilidad su aprendizaje vital y de superación.

Este 2020, y después de diferentes rutas de gran recorrido por territorio nacional y Europeo para dar visibilidad a causas poco conocidas, desde la Asociación Projecte Camina nace Five Continents Project (#Stopexclusion), un reto solidario que contempla recorrer a pie el planeta para ser un altavoz mediático a favor de la inclusión social y en defensa de las personas más vulnerables.

OBJETIVOS

  • Cooperación: con causas y personas que lo necesitan.
  • Trabajo en red: con entidades que tienen
    objetivos comunes, sumando recursos y experiencia.
  • Proximidad: conociendo la realidad de cada territorio y dando respuestas desde lo local.
  • Autoliderazgo: mejorando la vida de las personas a través de retos de naturaleza y deportivos motivadores, y de experiencias transformacionales.
  • Educación: para explicar y concienciar.
  • Honestidad, coherencia y credibilidad.
  • Generar nuevas oportunidades que mejoren la calidad de vida y el bienestar social de las personas a través de iniciativas deportivas,
    solidarias y de cooperación.
  • Generar influencias positivas a través del esfuerzo, el coraje y el servicio, favoreciendo nuevos escenarios de compromiso con las personas y la sociedad a través de la creación de redes de colaboración.
  • Caminar para vivir.
  • Caminar para transformar el mundo.
  • Mejorar la vida de las personas a través del deporte, la solidaridad y la cooperación (Stop Exclusión Social).

Bajo el lema STOP EXCLUSIÓN SOCIAL se quiere dar visibilidad a las tres dimensiones que afectan a la dignidad de la persona: la estructural o económica, que es la carencia de recursos materiales (cómo vivo); la contextual, que hace referencia a la fragilidad de los vínculos sociales (a dónde pertenezco); y la personal, donde la identidad o el sentido de la vida no están definidos (quién soy / cuál es mi propósito). Según García Roca (1998), hay tres zonas o situaciones en las que las personas se pueden encontrar:

EXCLUSIÓN – VULNERABILIDAD – INCLUSIÓN

Economía

Sin trabajo

Trabajo precario

Trabajo estable y suficiencia de ingresos

Pertenencia

Sin vínculos / redes

Relaciones inestables

Relaciones solidas

Sentido / Propósito

Con sentido vital

Sin sentido a la vida

Sentido vital frágil

Desde la perspectiva de García Roca, la exclusión es el resultado de esta triple ruptura: la laboral, la de pertenencia social, y la de significado. Para revertir esta situación y caminar hacia la INCLUSIÓN SOCIAL serán necesarias estrategias orientadas al apoderamiento personal. Según Rowlands (1997), por ello se deben trabajar tres dimensiones:

APODERAMIENTO

Personal

Aumento de la confianza y de la capacidad individual.

Relacional

Relaciones cercanas y recíprocas, con capacidad de decisión.

Colectivo

Participación social basada en la cooperación.

PROYECTOS

Inclusión social

Los proyectos impulsados ​​son, en este sentido, un SÍ A LA INCLUSIÓN SOCIAL: un sí a una vida plena y con sentido. Sentido vital, de pertenencia y de propósito.

Siguiendo los 7 principios clave que definen la manera de ver la mente (según Víctor Frankl, padre de la Logoterapia), pensamos que:

Todos los proyectos impulsados ​​por JOAN MOLINA desde la Asociación PROJECTE CAMINA tienen como objetivo potenciar al individuo desde el APODERAMIENTO personal, relacional y colectivo.
Conectar con la vida a través de la ilusión y la máxima felicidad (porque las emociones se contagian, y queremos contagiar ESPERANZA Y PLENITUD).

  • La persona siempre es libre para cambiar su actitud ante la vida.
  • La persona se mueve por un ansia de sentido, buscando el significado de la propia existencia.
  • Es necesario prestar atención a los pequeños momentos de plenitud.
  • Se deben buscar las actitudes positivas, a pesar del sufrimiento de la vida.
  • Es útil distanciarse de uno mismo para ver el significado de acciones y sentimientos.
  • Se debe fomentar el sentido de trascendencia.
  • Es bueno variar el foco de atención a un problema para verlo desde otro ángulo.